Una pequeña intervención que te cambia la cara

by polariz

La tendencia a acumular grasa en determinadas zonas del cuerpo es muy habitual. Hombres y mujeres tienen puntos débiles que hacen que no acaben de estar contentos con sus cuerpos. Ellos suelen sufrir acumulaciones de grasa en zonas como los pechos mientras que ellas tienen en las piernas (cartucheras, rodillas y tobillos) uno de sus talones de Aquiles.

También hay puntos en común para ambos sexos, como la barriga y la papada. La papada, o zona del cuello situada debajo de la mandíbula, es la pesadilla de muchas personas delgadas que ven como su rostro demasiado redondo les hace parecer que tienen sobrepeso y, además, afea el óvalo de la cara.

Pero la buena noticia es que la liposuccion facial es una de las operaciones más sencillas y económicas que se realizan en el campo de la cirugía estética. Además, no es necesario pasar por una anestesia general, ya que tan solo con anestesia local es suficiente para realizar la operación.

Una liposucción es una intervención que consiste en la introducción de una cánula que llega hasta donde está la capa de grasa por debajo de la piel y la aspira. Al retirar la grasa, retira también las células adiposas responsables de su formación, por lo que la grasa no volverá a acumularse en ese lugar.

Tras la operación tan solo habrá que seguir unas instrucciones muy sencillas para garantizar los mejores resultados una vez que se haya recuperado la zona. Las cicatrices son muy pequeñas y no se notarán a simple vista, por lo que no hay que temer daños estéticos. Tras la intervención el óvalo de la cara estará mucho mejor definido y el mentón será más atractivo.

Lo habitual es que tras la operación se descanse un par de días, tras los cuales se puede volver al trabajo sin problema aunque todavía puedan verse algunos hematomas. Si la persona no desea que en su entorno laboral sepan que se ha realizado la operación lo mejor es esperar a tener unos días de vacaciones, que den tiempo a que se curen los moretones por completo.

El resultado final de la operación se verá pasadas dos o tres semanas, cuando ya no haya hinchazón y ya la zona recupere el que será, a partir de ese momento, su aspecto habitual, mucho más afinado y bonito que antes gracias a la eliminación de toda la grasa acumulada.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top
Theme by Selim Alvele | Copyright 2017 Muebles Web | Powered by WordPress | 32 queries in 0,117 seconds.