Pros y contras de los suelos de tarima flotante

by polariz

Las tarimas flotantes, especialmente los suelos laminados, se han convertido en una de las opciones favoritas tanto para el suelo del hogar como para oficinas o establecimientos comerciales.

Muchas son las razones que han llevado a ello, pero estos suelos también tienen algunos inconvenientes que es necesario recordar. Se trata de suelos muy recomendables, pero es necesario conocer a fondo sus pros y sus contras para tomar una decisión bien informada.

Los puntos a favor de la tarima flotante

Seguramente, sean dos los puntos a favor de la tarima flotante que la han convertido en una de las opciones favoritas de muchas personas que quieren realizar una reforma en sus hogares. El primero de ellos tiene que ver con la rapidez de su colocación. No hay que quitar el suelo que haya anteriormente colocado y no hay que poner cemento ni hacer obra de ningún tipo. Lo habitual es que una habitación de tamaño medio quede lista en un solo día, como mucho en día y medio.

El segundo punto a favor es la estética, ya que las tarimas flotantes son muy bonitas. Imitan muy bien la madera incluso cuando son suelos laminados y se pueden elegir en tonalidades muy diferentes, incluso imitando madera pintada en diferentes colores.

Sus principales inconvenientes

Uno de los principales inconvenientes de las tarimas flotantes tiene que ver con el precio de todo lo que las rodea. La tarima laminada en sí es económica y su precio por metro cuadrado es más económico que un suelo de porcelana medio.

Pero es necesario poner una manta aislante entre el suelo anterior y la tarima. Este suelo aislante, si es de buena calidad, ya aumenta el precio por metro cuadrado del material. Y, por último, hay que sumar el rodapié de madera. Al final, todo esto acaba suponiendo un precio bastante más elevado de lo que puede parecer a primera vista, por lo que si se quieren comparar presupuestos lo más inteligente es hacerlo con todo incluido, también la mano de obra.

Otro de los inconvenientes de la tarima flotante es que aumenta el ruido del interior del piso. La manta aislante que lleva sirve para amortiguar el ruido hacia el piso de abajo, pero tiene cierto efecto amplificador en lo que es la propia vivienda. Es común que mucha gente diga que tras poner tarima escucha mucho más las pisadas o el golpe cuando algo se cae al suelo.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top
Theme by Selim Alvele | Copyright 2017 Muebles Web | Powered by WordPress | 34 queries in 0,117 seconds.