Los sofás ¿qué materiales conviene seleccionar?

by polariz

Decorar nuestro hogar es una actividad que muchos disfrutan. Sin embargo, hay aspectos que se pasan por alto al momento de seleccionar los elementos que estarán dispuestos en todas las estancias de nuestro espacio.

Cuando seleccionamos los sillones, por ejemplo, la mayoría se inclina por su diseño, por la comodidad que aporta u otras características, que si bien son importantes, nos hacen olvidar una característica fundamental: La durabilidad.

Los sillones modernos nos hacen delirar por sus maravillosas formas, colores y usos en prácticamente en cualquier estancia de nuestra casa. ¿Pero qué tanto nos puede durar una de estas piezas? Para ello hay que saber qué materiales seleccionar.

Datos básicos

Al salir en la búsqueda del sofá ideal, debemos llevar con nosotros tres datos básicos, cuyas respuestas nos harán concretar más o menos la expectativa que tenemos en relación al producto.

  • Las medidas de la estancia donde lo vamos a colocar
  • La distribución de ese salón
  • Cuántas personas lo usarán a diario

Los especialistas y las fábricas de sofás recomiendan que todas estas interrogantes tengan una respuesta certera porque de allí se podrá determinar la durabilidad del mueble.

¿Qué aspectos nos acercan al sofá más duradero?

No es fácil determinar la calidad de un  mueble, tomando en cuenta que en muchas tiendas no te permiten sentarte en ellos por políticas de las empresas. Sin embargo, sí hay características que si las conoces, te permitirán llegar al sofá perfecto.

Las estructuras más convenientes son las de madera maciza o metálica, entre ellas de acero o aluminio. Esto quiere decir que el sofá debe tener su “esqueleto” elaborado en alguno de estos materiales.

El sistema que sostiene los cojines debería estar diseñado en forma de zigzag, de modo que tenga mayor aguante por el peso que recibirá. Los expertos recomiendan que lo mejor sea que tenga cinco tiras entrelazadas entre sí.

Las patas del mueble deben estar adheridas a la estructura principal. Y con esto nos referimos que rechaces los sofás que están ajustadas de manera individual. Hay fábricas de sofás que aún los hacen así. Son inseguras y no tan duraderas.

Los materiales

Cada estancia debería tener un tipo de sofá especializado de modo que dure más. Los sofás de la sala de estar no pueden ser los mismos del jardín o los que vayas a utiliza en la cocina.

Los sofás de fibra natural por lo general incluyen tejidos como el algodón, el lino, la seda, la lana o el rayón. Estas telas los hacen suaves y una alternativa perfecta para colocarlos en el recibo de la casa.

La desventaja de ellos es su fragilidad. Son duraderos siempre y cuando no sean utilizados con frecuencia, no se suban sus mascotas a ellos o sus niños no se mantienen jugando en su superficie.

Los sofás de fibra sintética también funcionan a la perfección aunque tienen a ser un poco más rústicos y toscos. Se hacen más resistentes por sus tejidos e incluso pueden ser más fáciles de lavar o quitar manchas en ellos.

El punto débil de estas telas es el sol, por lo que el nylon y las olefinas tienden a ser muy vulnerables ante la luz solar. Por lo que si son colocados en salas, cocinas o estudios, conviene también instalar cortinas de poliéster.

Los sofás de micro fibra son el último grito de la moda, sobre todo porque incorporan de forma maravillosa las propiedades de lo natural y lo sintético. Podrás tener la suavidad de la sede unidad a la durabilidad del nylon.

Las telas más comunes en estos modelos son el bucle, el terciopelo y la felpa, que también son súper fáciles de limpiar en el momento que haya ocurrido algún pequeño accidente sobre ellos.

Hay sofás de gamuza, demin o los que están diseñados con apenas 20 % de poliéster que funcionan a la perfección en áreas donde hay mucho “tráfico”. Es decir, si recibes muchas visitas o hay muchas personas sentándose regularmente.

Estos materiales son resistentes al peso y sobre todo bastante cómodos, por lo que funcionan en espacios como estudios, comedores, y salas de recibo. También vienen en variados modelos.

Los sillones de resina, plástico o aluminio son los que debes seleccionar para exteriores, como el jardín o el área de una piscina. Son resistentes a los cambios climáticos y sobre todo a la exposición a los rayos solares.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top
Theme by Selim Alvele | Copyright 2017 Muebles Web | Powered by WordPress | 34 queries in 0,114 seconds.