Imanes coleccionables

by polariz

Los imanes publicitarios se han convertido en objetos coleccionables hasta el punto de que algunas marcas lo saben y los ofrecen como regalo por la compra de sus productos en promoción. El imán de reclamo puede ser suficientemente atractivo como para que se compre un pack de productos en lugar de una unidad o se adquieran varios para poder hacerse con los diferentes modelos.

Pero eso no va a suceder si los imanes no son suficientemente atractivos y llamativos. Por eso es tan importante confiar en un buen diseño, como el de los imanes impresos que hay en seripafer.com. De este modo, no tenemos que pedirles a nuestros clientes que acepten el imán, sino que ellos acudirán a buscarlo y lo colocarán en su nevera, siendo un buen reclamo publicitario y un recordatorio de la marca.

En algunos casos el cliente no conocerá a la marca de antes, pero llamado por el imán podría adquirirla antes que otra que no ofrece ningún regalo. Una vez que la ha probado, si la calidad del producto es buena, es posible que repita y que se convierta en un cliente fidelizado. En cualquier caso ya habrá dado el primer paso de comprar el producto y conocerlo, haciendo que sea mucho más probable que repita la compra alguna vez si le ha satisfecho.

Llegar al cliente cuando hay un mercado en el que compiten un gran número de marcas es muy complicado y lograr ser los elegidos al menos una vez es básico para poder tener más oportunidades de fidelizar. A veces, pequeños detalles publicitarios como los imanes marcan una gran diferencia y lo mejor de todo es que ni siquiera suponen una gran inversión.

Una campaña publicitaria basada en el regalo de imanes puede ser un principio para dar a conocer una nueva variedad de un producto o reactivar las ventas del mismo gracias al gancho del regalo. Es importante que conseguir el imán no suponga una compra demasiado grande ni tampoco seguir pasos como solicitarlos por correo, sino que el cliente pueda verlo delante y llevárselo al momento, a ser posible eligiendo el modelo que más le guste para completar la colección.

Un buen imán publicitario puede tener motivos muy diversos, pero funciona bien el ser una reproducción de los envases de los productos de la firma, como por ejemplo botes de mermelada de diferentes sabores o cartones de zumo con el dibujo de distintas frutas.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top
Theme by Selim Alvele | Copyright 2017 Muebles Web | Powered by WordPress | 32 queries in 0,112 seconds.